Juego responsable

Tabla de contenidos

Adicción al juego

El juego es una actividad que ofrece emoción y diversión. Por esto, la gente juega a los juegos de azar desde hace miles de años. Los jugadores pueden apostar su dinero en varios resultados diferentes y tienen la oportunidad de ganar dinero extra. Sin embargo, los juegos de azar han trascendido más allá de ser un mero pasatiempo divertido para muchos y se han convertido en una necesidad. Esto se debe a la posibilidad de ganar grandes premios, que hace que muchas personas se vuelvan adictas a las partidas de dados y cartas que se ofrecen en las mesas de los casinos. Con el tiempo, no pueden controlar su juego, y lo que debía ser una actividad divertida se convierte en una obsesión peligrosa para ellos y para los que les rodean. Este es el momento en que empiezan a aparecer los signos evidentes de la adicción al juego.

¿Qué es la adicción al juego?

La adicción al juego o ludopatía es un trastorno del control de los impulsos. Es la situación en la cual un individuo sigue jugando aunque esto esté teniendo un impacto negativo en él y en las personas de su entorno inmediato. Cada uno presenta diferentes síntomas de adicción al juego, dependiendo de las modalidades que practique. Para los individuos que juegan compulsivamente, el juego comienza primero como una actividad de entretenimiento. Pero cuando ganan mucho dinero, el juego puede transformarse en un problema grave. Los jugadores compulsivos no siempre consiguen una gran ganancia antes de engancharse y empezar a tener problemas. Mucha gente cree que todos los ludópatas son incapaces de controlar sus ganas de jugar, pero esto no es del todo cierto. Hay jugadores que pueden decidir cuándo jugar y cuándo no. Sin embargo, si la actividad obstaculiza su actividad diaria, entonces se puede afirmar que se ha convertido en un adicto al juego.

Tipos comunes de adicción al juego

Juego impulsivo

Cuando una persona no puede controlar su impulso o deseo de jugar, se le clasifica como jugador impulsivo. Esta manera de jugar, que también se denomina juego patológico, hace que el afectado sobrepase sus límites. Los jugadores impulsivos encuentran el juego irresistible, y seguirán jugando, sin preocuparse de las repercusiones negativas que tiene sobre ellos, sus finanzas, sus seres queridos y su vida cotidiana. Aunque saben que no tienen los recursos necesarios para seguir jugando, no les importa y seguirán haciendo apuestas altas en sus juegos favoritos.

Juego compulsivo

El jugador compulsivo comparte algunas similitudes con el jugador impulsivo. La única diferencia es que todavía tiene algún tipo de auto-control y puede pasar períodos sin mostrar ningún signo de ludopatía. Hay jugadores compulsivos que pueden pasar semanas e incluso meses sin jugar. Pero la conducta de juego compulsivo puede aparecer sin previo aviso en cualquier momento en que estos individuos comiencen a apostar. Cuando ocurre, ni ellos mismos ni los que les rodean pueden evitar que jueguen si no se esfuerzan sobremanera. A veces, es casi imposible.

Juego problemático

Cuando una persona sigue apostando aunque pierda constantemente o no puede dejar de pensar en hacer apuestas, se le puede clasificar como jugador problemático. Aunque estas personas intenten resistir el impulso o el deseo de jugar, tienden a ignorar sus responsabilidades y siguen apostando. Con el tiempo, sus partidas provocan trastornos en su vida cotidiana que les afectan negativamente a ellos y a sus seres queridos.

Signos y síntomas de la adicción al juego

Los síntomas y signos de la ludopatía no son obvios y pueden ser extremadamente difíciles de detectar. No es como la adicción al alcohol o a las drogas, que presentan síntomas evidentes. Esto implica que un ludópata no diagnosticado podría seguir jugando hasta tener problemas financieros o incluso perder su trabajo sin que él o los que la rodean lo supiesen. Este caso es aún peor en los cuadros de juego compulsivo y problemático, porque resultan aún más complicados de detectar.

Pero si una persona muestra o experimenta alguno de los síntomas que se indican más abajo, se puede afirmar que sufre de adicción al juego. El Manual de Diagnóstico y Estadística de los Trastornos Mentales (DSM-5) establece que una persona debe mostrar al menos 4 síntomas de los que se indican a continuación en un periodo de 12 meses para ser considerada ludópata. Estos son:

Aunque estos síntomas pueden ayudarte a determinar si sufres de adicción al juego, sigue siendo necesario un diagnóstico médico adecuado, ya que es más preciso. Si has experimentado cuatro o más de los síntomas anteriores, necesitas la ayuda de un experto en salud mental. Por ejemplo, un psiquiatra.

Estos especialistas tienen experiencia y conocimientos adecuados para determinar si se trata de ludopatía o si esta es consecuencia de otra condición médica subyacente. Muchas personas que sufren adicción al juego suelen tener otros trastornos como el consumo de sustancias, los trastornos depresivos, los trastornos bipolares y el TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad).

Causas de la adicción al juego

Nadie entiende del todo qué es lo que hace que una persona desarrolle adicción al juego. Sin embargo, hay varios factores que pueden contribuir, como obtener grandes premios cuando se empieza, algunos problemas de salud mental o necesidad de dinero.

Causas biológicas

Una de las principales razones por las que las personas sufren ludopatía es por la forma en que el cerebro reacciona al juego, especialmente en los casos de juego problemático. Según las investigaciones científicas, el cerebro produce una respuesta neurológica cuando una persona gana. Esta es similar a la la que se produce en los adictos a la cocaína cuando consumen una dosis. Además, la ludopatía se ha asociado a deficiencias en los niveles de serotonina (hormona del bienestar) y norepinefrina (hormona que regula el estrés). También hay otras causas biológicas que se han encontrado en los genes. Esto implica que hay un grupo de personas que están más predispuestas genéticamente a desarrollar trastornos de adicción al juego.

Causas psicológicas

La forma en que una persona percibe el juego también puede influir en la probabilidad de desarrollar ludopatía. Prolongar las sesiones para intentar recuperar las pérdidas es habitual en muchos jugadores y supone un factor que puede acabar desencadenando adicción al juego. Mientras el jugador sigue esperando ganar la próxima apuesta, continúa negando que sus hábitos en torno al juego son negativos. Poco a poco se va internando en un círculo vicioso. Estos individuos mantienen altas sus esperanzas aunque sigan experimentando pérdidas.

Por otro lado, la emoción de ganar varias veces seguidas en una máquina tragamonedas y la frecuencia con la que dan algunos premios, pueden hacer que algunas personas acaben teniendo un problema con el juego. Esto suele ser común entre los más inquietos, que disfrutan de los juegos de ritmo rápido, como las maquinitas tragamonedas. Además, hay personas que consiguen su primera victoria en el juego y se enganchan o creen que su habilidad está por encima de las probabilidades. Esto es aún más cierto cuando ese primer premio es cuantioso y ayuda a recuperar todo lo perdido anteriormente. Estas personas tienen más probabilidades de desarrollar ludopatía, al hacer muchas apuestas seguidas pensando que van a conseguir otra gran victoria. Hay casos en los que algunos de estos individuos doblan su apuesta inicial para recuperarse más rápido o para multiplicar sus próximas ganancias. Esta estrategia no sirve de nada, ya que en los juegos de azar los resultados son aleatorios y no hay nada que garantice el resultado de las próximas partidas.

Causas sociales

La ludopatía puede estar provocada por la necesidad imperiosa de conseguir dinero, la pérdida de empleo o el estrés. Aunque la adicción al juego no sea un problema genético, un miembro mayor de la familia puede transmitirla a los más jóvenes. Ya sea por enseñanza directa o por influencia. Además, elementos sociales como tener amigos que apuestan con frecuencia o la proximidad a establecimientos en los que se ofrecen juegos de azar también podrían ayudar a desarrollar adicción al juego.

Medicamentos

Es posible que los medicamentos no causen una adicción al juego directamente, pero algunos podrían contribuir al alterar las funciones cerebrales. Por ejemplo, los fármacos antipsicóticos y los agonistas de la dopamina se han asociado a una mayor probabilidad de sufrir ludopatía.

Reconocer la adicción al juego

Muchas personas que sufren adicción al juego no se dan cuenta del problema hasta que les ha causado un daño irreversible. Por ejemplo cuando ya han perdido sus trabajos, han contraído enormes deudas financieras, se han aislado de sus relaciones o se han metido en problemas con la ley al involucrarse en actividades delictivas para conseguir financiación.

La buena noticia es que hay señales de adicción al juego que aparecen antes de que sea tan grave. Gracias a ellas se puede determinar fácilmente si el afectado va camino de desarrollar un caso de ludopatía y podría someterse a un chequeo.

Si se observa alguno de los síntomas de adicción al juego listados anteriormente, lo primero que se debe hacer es aceptar y reconocer que se tiene un problema. Muchos ludópatas niegan que tienen un problema, incluso cuando hay signos evidentes. Si cree que está desarrollando adicción al juego en las plataformas de apuestas en línea, o sus allegados han empezado a mostrar preocupación por sus hábitos de juego, es importante que busque ayuda.

Hay casos en los que los jugadores pueden tratar de justificar sus problemas en torno a la ludopatía para hacer sentir que no han perdido el control, o para ocultar la realidad. Aunque esto es algo que los jugadores compulsivos no pueden hacer, los jugadores problemáticos pueden hacerlo con facilidad. Esto ralentiza la detección del problema y hace que todo sea más difícil cuando se entra en acción.

Estrategia para afrontar los problemas de juego

El primer paso para tratar la adicción al juego es reconocer y aceptar que se tiene un problema. El siguiente paso es trabajar para liberarse de la adicción. Afortunadamente, existen numerosas estrategias de autoayuda que puede utilizar para superar suludopatía y liberarse para el resto de su vida. A continuación se enumeran algunas de ellas:

Tratamiento de la adicción al juego

No es fácil dejar de jugar; sin embargo, es posible. Hay numerosas opciones de tratamiento disponibles tanto para los jugadores problemáticos como para los compulsivos o los impulsivos. Ninguno de ellos ha sido declarado como la opción oficial para tratar la ludopatía, pero algunos pueden ser de ayuda:

Terapia

Se sabe que la psicoterapia trata eficazmente los problemas de juego e incluso puede ayudar a tratar las recaídas. La experiencia de un terapeuta o psiquiatra profesional durante el asesoramiento podría ayudar a mejorar los hábitos de juego. Esta estrategia sería más beneficiosa si el ludópata tiene otro problema psiquiátrico que le provoca el impulso de jugar. Con la ayuda de un profesional, es posible tratar ambas condiciones.

Medicación

Hay medicamentos específicos que podrían ayudar a minimizar el impulso constante de dirigirse a una plataforma de apuestas en línea o visitar un casino físico para jugar a las tragamonedas. Algunos ejemplos son los anticonvulsivos y los antidepresivos. Han demostrado ser prometedores para ayudar en el tratamiento de la adicción al juego.

Prevalencia de la adicción al juego

Muchos de los registros oficiales de ludópatas proceden de las declaraciones de los propios jugadores. Por lo tanto, no es fácil determinar el número de afectados por este problema.

En Canadá, las personas con adicción al juego representan el 3% de la población. Más de un millón de canadienses sufren casos de ludopatía. En Estados Unidos, los casos de juego problemático afectan al 2-3% de toda la población. Mientras que la adicción al juego es menor y supone el 1%.

En Chile no hay datos oficiales sobre los casos de ludopatía. Los únicos estudios que se han realizado son sondeos privados dirigidos por la Corporación de Juego Responsable. En ellos se muestra que el 2,4% de los aficionados al juego sufren problemas de adicción.

En el Reino Unido, las cifras son un poco más altas. Una encuesta llevada a cabo por YouGov mostró que alrededor del 2,7% de los adultos, es decir, alrededor de 1,4 millones de individuos, tienen problemas con el juego. Pero esta cifra no es oficial y es sólo una suposición, ya que la Comisión del Juego del Reino Unido sitúa las estimaciones oficiales en el 0,7%.

Las estadísticas muestran que los hombres son mayoría. Esto significa que los varones tienen más probabilidades de sufrir problemas con el juego o de convertirse en ludópatas que las mujeres. Y lo peor es que, a pesar de que existen numerosos tratamientos para la adicción al juego, muchos hombres no se ponen en contacto con especialistas ni se unen a organizaciones que puedan ayudarles. En ocasiones, unos pocos afortunados logran corregir sus hábitos de juego cambiando su comportamiento, su estilo de vida o mediante el apoyo de familiares y amigos. Sin embargo, muchos de ellos continúan con este hábito y pierden una parte importante de sus vidas por la ludopatía y sus efectos, sin conseguir la ayuda que necesitan.

Efectos de la adicción al juego

La adicción al juego provoca numerosos efectos negativos a corto y a largo plazo en la vida de las personas. Algunos son fáciles de detectar , mientras que otros requieren de una observación más cercana.

Ruina financiera

Las personas que sufren ludopatía suelen acabar con graves problemas financieros. En la mayoría de los casos, pueden acumular deudas y a veces apuestan sus coches, casas y otros objetos de valor. Los adictos al juego no sólo ponen en riesgo sus propias finanzas, sino también las de sus familiares, amigos y conocidos. A veces llegan a jugarse dinero del trabajo, de sus inversores, etc. Esto puede causar problemas legales e incluso penas de cárcel.

Salud mental

Los problemas mentales y psicológicos suelen originarse por apostar continuamente. La ludopatía altera la forma de pensar y de vivir de la persona. Y puede resultar en problemas sociales y relaciones tensas. La adicción al juego también podría desencadenar otras alteraciones mentales como la ansiedad y la depresión. O incluso terminar en suicidio.

Relaciones

Los jugadores compulsivos tienden a sufrir, pero no lo hacen solos y arrastran a sus familias. Numerosas investigaciones demuestran que los niños con padres ludópatas pueden sufrir maltrato infantil y otros tipos de violencia doméstica. Además, tienen una mayor probabilidad de desarrollar diversas adicciones y problemas de salud mental a medida que crecen.

Cómo ayudar a alguien con problemas de juego

Ya que es sencillo que los síntomas de la ludopatía pasen desapercibidos, sobre todo en el caso de los jugadores problemáticos, puede que a los familiares no les resulte fácil darse cuenta de que tienen a un adicto al juego cerca. Sólo se enteran cuando la enfermedad ya ha causado daños graves. Sin embargo, si se presta atención a las siguientes señales, se puede ver que algo no va bien:

Estas son señales que indican que algo no va bien. En el momento en que descubras que alguien cercano a ti tiene un problema con el juego, es crucial que no lo ridiculices ni lo juzgues por ello. Esto no ayuda en absoluto. Como tampoco lo hace obligarles a que dejen de jugar o amenazarles. Por el contrario, hará que oculten sus problemas hasta que sea demasiado tarde.

En el momento en que observes alguna de estas señales, la primera medida que debes tomar y la más importante es aprender más sobre el tema. Debes ofrecerle apoyo para que pueda superar su adicción al juego. Sin embargo, no debes prestarle ninguna ayuda económica ni ayudarle a saldar sus deudas. En lugar de esto, participa en su tratamiento y ayudale a encontrar la forma de liquidar sus deudas.

Ayudarles a buscar tratamiento

Puede ser difícil ayudar a un familiar o amigo con adicción al juego a recibir tratamiento. Esto es así casi siempre. Excepto en los casos en que ellos mismos están dispuestos a dar el paso pero no tienen los recursos necesarios. A veces, se puede convencer a una persona para que reciba tratamiento si se le habla de su ludopatía y de cómo ha afectado negativamente a su vida y a la de los que le rodean.

Para que el proceso se desarrolle sin problemas, hay que ser cariñoso y mostrar positividad a la vez que preocupación por su comportamiento. También puede funcionar recurrir a los amigos y familiares más cercanos para que se encaren con el ludópata de vez en cuando.

En otros casos, la mejor manera de ayudar a un adicto a recibir tratamiento es hablar primero con un experto. Puede dirigirse a asociaciones de profesionales a través de sus líneas de ayuda. Así obtendrá orientación sobre los pasos a dar cuando un ser querido sufre de ludopatía. Una de estas organizaciones es Gambling Help Online (véase más abajo).

Cómo detener el suicidio de las personas con adicción al juego

El suicidio es muy frecuente entre los jugadores compulsivos. Si observa que un ser querido está luchando contra la depresión, se está volviendo más introvertido de lo habitual, o tiene pensamientos suicidas, lo mejor es acudir al Teléfono de la Esperanza para obtener asistencia. A continuación, se indican algunas organizaciones que ayudan a la prevención del suicidio en distintos países:

Recursos para la adicción al juego en Chile

Si necesitas ayuda con la adicción al juego, existen numerosas organizaciones en Chile que te pueden ayudar. Ofrecen tratamientos que van desde el asesoramiento y las terapias de grupo con personas que se enfrentan a condiciones similares hasta los programas más avanzados que pueden combinarse con medicación. Aunque hay muchas organizaciones disponibles hoy en día, aquí se listan las más importantes de Chile. Pueden ayudar a los ludópatas a desengancharse de los casinos:

  1. Jugadores Anónimos: es una agrupación con presencia en casi todo el mundo. Fue fundada en Estados Unidos en 1957 y funciona en Chile desde abril de 2016. Organizan reuniones presenciales en distintos lugares del país y también encuentros virtuales por Internet. Puede entrar en contacto con ellos a través de su web https://jugadoresanonimos.cl o en el teléfono 56 9 4407 2802
  2. Agrupación de Jugadores en Terapia (AJUTER): asociación formada por ludópatas chilenos que se reúnen de manera habitual para darse apoyo. Organizan terapias de grupo y cuentan con asesoría psicológica permanente. Su web es http://ajuter.org
  3. Corporación de Juego Responsable: se trata de una institución sin ánimo de lucro que promueve el juego responsable. Puede ponerse en contacto con ellos a través de su web https://www.corporacionjuegoresponsable.cl/

Preguntas frecuentes sobre el juego responsable

¿Qué es el juego responsable?

Esencialmente, el juego responsable es un movimiento o iniciativa para ayudar a prevenir la adicción al juego. Los casinos en línea pueden conseguirlo de muchas maneras. Por ejemplo, proporcionando herramientas para que los jugadores limiten el tiempo que dedican al juego, el número de depósitos que realizan durante un periodo de tiempo o para que se autoexcluyan permanentemente de las webs de juego. También proporciona información sobre los síntomas de la ludopatía y enlaces a organizaciones que pueden ayudar cuando alguien siente que es incapaz de controlar sus hábitos de juego.

¿Cuál es la edad legal para jugar en Chile?

La edad legal para jugar en Chile es de 18 años. Uno de los principales objetivos del movimiento de juego responsable es evitar que los menores apuesten. Esto es porque los estudios han demostrado que cuanto antes se inicie alguien en el juego, más fácil será que desarrolle problemas de ludopatía en el futuro. Por eso hay que demostrar la edad al registrarse en un casino online.

¿Cómo puedo saber si soy adicto al juego?

Hay muchos jugadores que muestran signos preocupantes de adicción o que niegan ser adictos. Sin embargo, hay muchas encuestas disponibles en Internet que podría realizar. Si responde a las preguntas con la mayor sinceridad posible, le darán una buena indicación de si necesita o no buscar ayuda externa. Y si ya siente que el juego se está apoderando de su vida de alguna manera, lo mejor es hablar confidencialmente con un experto lo antes posible. Existen muchas organizaciones gratuitas para este fin.

¿Cómo puedo jugar de forma responsable?

La gran mayoría de los jugadores no tienen problemas con el juego. De hecho, pueden jugar y parar cuando lo deseen. Sin embargo, a algunos les resulta más difícil decir que no. Por lo tanto, es importante fijarse un presupuesto a la hora de apostar y respetarlo. Lo mismo puede aplicarse a la cantidad de tiempo que se pasa apostando. Si en algún momento sientes que ya no es divertido, deberías tomarte un descanso.

ApuestasCasinoOnline » Juego responsable
Última actualización: Agosto 23, 2022